Cómo tratar las marcas de acné

¿Quién no padece o ha padecido alguna vez el odioso acné? Yo también lo he sufrido y sé, como vosotras, que no es nada agradable. Pero, ¿qué son esos granos o espinillas que aparecen en la piel y por qué?

El acné, aunque no se lea a menudo por ahí, es una afección cutánea de la piel bastante frecuente. Tan frecuente que afecta al 80% de los adolescentes y a más de una cuarta parte de los adultos, eso sí, principalmente ataca a las mujeres. Aparece cuando los folículos pilosos que hay debajo de nuestra piel se obstruyen. Se llenan de grasa y de células muertas que tapan los poros, éstos para defenderse brotan en los comúnmente conocidos como granos o espinillas. Aunque la cara es su lugar favorito para brotar, la espalda, el pecho y los hombros también son partes bastante susceptibles.

Los factores que hacen brotar el acné son variados y tienen mayor o menor grado de penetración dependiendo de cada persona. Pero vamos a hablar de 5 factores que siempre hay que tener en cuenta a la hora de hacer un estudio de acné:

  1. El primero y más común de todos, son nuestros cambios hormonales. Las hormonas alocadas de la pubertad y durante la adolescencia aumentan haciendo que las glándulas sebáceas se hagan también más grandes y por tanto, produzcan mayor cantidad de sebo. 
  2. El segundo y para nosotras, el que más se descuida y que más determinante es, es la alimentación. La rutina alimentaria. No obstante, queremos dejar claro desde ahora mismo que el acné es una enfermedad inflamatoria de las glándulas sebáceas y la mala alimentación es un factor que influye negativamente pero no es el único. Si padeces acné, opta por una dieta sin excesos, equilibrada, libre de grasas, azúcares y algunos lácteos. Sin duda, los alimentos ricos en carbohidratos como el pan, las patatas fritas de bolsa, la bollería, los snacks.. etc, no son nada beneficiosos para un brote de acné.
  3. El tercero es el mal de nuestro siglo: el estrés. Este mal no es un desencadenante directo de un brote de acné pero la realidad es que si padeces acné y además, sufres de períodos agudos de estrés, tu acné empeorará exponencialmente.
  4. El cuarto es el consumo de ciertos medicamentos que inevitablemente contienen corticosteroides, testosterona o litio entre otros. En la mayoría de los casos, una vez dejada la pauta de toma del medicamento en 15 días o un mes, el acné suele remitir, pero siempre existen excepciones.
  5. Para el final nos hemos dejado los dos vicios más antiguos de la humanidad: el alcohol y el tabaco. El consumo de éstos puede provocar alteraciones hormonales que desencadenan o empeoran el acné, además de otros efectos secundarios también dañinos para nuestra piel.

Ahora bien, para muchas personas que han padecido acné el problema continúa cuando éste desaparece porque da lugar en muchas ocasiones, a marcas o a cicatrices en la piel. De hecho, en los casos de acné severo, estas cicatrices pueden ser bastante graves.

¿Qué se puede hacer para corregir en la medida de lo posible y sin técnicas invasivas, estas manchas que deja el acné en nuestra piel?

  1. Tratamientos exfoliantes. Peelings químicos que incluyen ácidos en diversas concentraciones para eliminar las capas más externas de la piel, llevándose las marcas de acné. Nosotras recomendamos siempre nuestros Peelings Químicos de Medik8, una amplia gama de tratamientos de grado médico. Nosotras nos ocupamos de que el peeling que se aplique se adapte exclusivamente a tu piel, totalmente personalizado. Si tus marcas te preocupan, puedes optar por un bono en nuestro centro, los resultados son visibles a las 6 sesiones.
  2. Cremas y lociones que regulen el exceso de sebo de la piel y propicien que los poros se cierren. El Instituto Esthederm, tiene una Loción-Sérum Intensive Própolis que está precisamente formulada para ayudar a eliminar las marcas residuales. Otro  producto que siempre recomendamos porque es mano de santo es Matricium, del laboratorio Bioderma. Pensado para tratar pieles alteradas en caso de lesiones cutáneas superficiales, incluso para aplicar tras la realización de peelings, es un éxito en cuanto a regeneración cutánea.
  3. Protégete del sol. Ya sé que suelo repetirlo a menudo pero es necesario. Las pieles atópicas o con exceso de grasa, empeoran con los rayos del sol. Éste no es un causante del acné pero desde luego sí es un agravante. Instituto Esthederm, tiene su Photo-Reverse, un protector que regularmente aplicado ofrece una alta protección solar anti-manchas, que previene la hiperpigmentación. Ésta suele afectar más a las personas con acné, de hecho este tipo de manchas se conocen como manchas post-acné.

En fin chicas, la recomendación más sana es siempre encontrar el equilibrio con una misma, la piel es un órgano más de nuestro cuerpo que sufre si nosotras sufrimos.

Cesta (0)

Tu cesta está vacía.

Newsletter

Para que estemos mas conectados y seas la primera en conocer nuestras novedades y promociones.

cita

Estamos deseando conocerte y comenzar a compartir nuestros servicios contigo.